Derechos Sexuales y Reproductivos
banner_lateral3.jpg

Uso del condón

Siempre sigue las instrucciones que se proveen con el empaque. Revisa la fecha de expiración antes de usarlo. Rompe el envoltorio por cualquiera de los lados con piquitos y toma el condón con cuidado ya que uñas y objetos filudos como joyas puede abrirle un agujero.

El condón lo puede poner él o ella en el pene erecto.  Sólo asegúrense de que ponen el condón antes de iniciar cualquier actividad sexual.  Esto protege contra embarazos no deseados y contagiarse de cualquier enfermedad transmitida sexualmente.
Asegura que el rollo esta por fuera.  Si lo tienes por dentro quiere decir que lo tienes al revés.  Aprieta la punta para asegurar que no quede aire atrapado por dentro.
Mientras apresta la punta con una mano desenróllalo hacia la base del pene con la otra.  Si se empieza a enrollar mientras en el acto sexual desenróllalo inmediatamente.  Si se te cae, para y ponte un nuevo condón.
Luego de eyaculación, mientras el pene aún está erecto, toma el condón en la base firmemente y retira el pene lentamente de la vagina.  Quita el condón y envuélvelo en un papel higiénico y deposítalo en un basurero.  Por favor no lo deje ir en el inodoro.
CondonesEs el único método que protege contra las infecciones de transmisión sexual y el VIH/sida.
 

VIH son las siglas (el inicio de cada palabra) de: Virus Inmunodeficiencia Humana.

Virus: significa toxina o veneno. Un virus es un organismo microscópico que no se puede ver a simple vista, y que se puede autorreproducir.

Inmunodeficiencia: inmune significa protección defensa, deficiencia que significa carencia, falta de algo.

Humana: significa que sólo se presenta en los seres humanos.

El virus entra al organismo, específicamente en los glóbulos blancos de la persona y se reproduce allí durante años. El VIH destruye poco a poco los glóbulos blancos. Deja al cuerpo sin defensas, exponiéndolo a infecciones y otras enfermedades. En este momento es que comienzan a parecer los síntomas y signos (señales) del sida.

El VIH, por ser un virus débil al ambiente, necesita de un medio directo que le permita transmitirse de un ser humano a otro; por lo tanto se adquiere mediante el intercambio de sangre, semen, secreciones vaginales y leche materna. El VIH se adquiere con mayor frecuencia por la vía sexual. También se puede adquirir mediante transfusiones de sangre y de una madre con VIH a su hijo(a) durante el embarazo, parto (25-30%) o lactancia materna (5-15%).

SIDA son las siglas de Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida y se refiere a la etapa más avanzada de la infección por VIH. Para entender mejor esta palabra la explicaremos de la manera siguiente:

Síndrome: término médico que engloba todo un conjunto de señales, síntomas y enfermedades que se presentan en el ser humano al sufrir daño en sus defensas.

Inmunodeficiencia: significa deficiencia o debilitamiento del sistema de defensas del ser humano. El VIH ataca las defensas del cuerpo volviendo más vulnerable a la persona frente a infecciones. El cuerpo no tiene cómo combatir a los microorganismos que lo atacan.

Adquirida: no es genético o hereditario. Significa que ha sido obtenida de alguna parte. El término médico es signo, es decir, los hallazgos del médico al examen físico de la persona.

A simple vista nadie puede saber si una persona tiene el VIH. La única forma de saberlo es con una prueba de laboratorio que confirma la presencia de anticuerpo contra el VIH en la sangre. No es correcto hacer conjeturas o juicios de valor acerca de si la persona está muy flaca o muy gorda, o si tiene ciertas manchas o enfermedades.

Todos los seres humanos, independiente de que sean hombres o mujeres, niños, niñas, adolescentes, jóvenes o adultos mayores, estamos en riesgo de contraer el Virus de Inmunodeficiencia Humana. No importa la edad, raza, etnia, orientación sexual, religión, cultura, nivel socioeconómico o educativo.

Depende del tipo de práctica sexual que tengan. Si un hombre o una mujer que tiene VIH, tienen prácticas sexuales anales sin protección, ambos estarían en la misma probabilidad de adquirir el virus.

Si hablamos de una relación en la que el hombre penetra a la mujer (relación vaginal), es más probable que la mujer adquiera el virus a que el hombre lo adquiera en esta relación, pues la mucosa vaginal es más delicada que el tejido que recubre el glande o la cabeza del pene, y al haber contacto entre el semen y alguna pequeña herida en la vagina, se va a facilitar el ingreso del virus en el organismo.

La mujer es más vulnerable a la infección por el VIH con respecto al hombre, debido a factores biológicos, epidemiológicos y sociales. Con respecto a los factores biológicos, se sabe que la cantidad de virus que contiene el semen es mayor que la de los fluidos vaginales, las mucosas vaginal y rectal son más frágiles que el epitelio del pene, y en estas áreas el virus permanece viable durante más tiempo y es mayor la superficie de contacto. En cuanto a los factores epidemiológicos, es un hecho que las mujeres necesitan con mayor frecuencia transfusiones sanguíneas, lo que determinó que por esta vía, más mujeres contrajeran el VIH al inicio de la epidemia. Por otro lado, las relaciones de pareja generalmente se establecen entre mujeres jóvenes con hombres de más edad y experiencia sexual, y con mayor posibilidad de tener el VIH. Por último, los factores sociales tienen que ver con las diferencias que existen entre los hombres y las mujeres en cuanto al trato y papel que juegan en la sociedad.

  1. Acuda a la unidad más cercana para ser examinada o examinado por el personal médico.
  2. Cumpla con el tratamiento y con las orientaciones brindadas por el personal médico, especialmente cuando esté embarazada para evitar que las infecciones afecten al bebé.
  3. Informe a su pareja sexual y pídale que también acuda a la unidad de salud más cercana.
  4. Utilice preservativo o condón durante las relaciones sexuales.

 

Algunas ideas falsas sobre la transmisión del VIH

  • - Por compartir comida, platos o cubiertos con personas con VIH
  • - Por besar a una persona con VIH. Siempre y cuando el beso no implique ningún tipo de acto violento donde haya mordiscos que puedan producir sangrado.
  • - Por tener contacto con lágrimas o sudor de personas con VIH
  • - Por picaduras de mosquitos o el de otros insectos
  • - Por nadar en piscinas, usar el mismo baño o servicio higiénico de una persona con VIH.